Presentación

cinemateca_historia_3El objetivo principal y la razón de ser de la Cinemateca Boliviana, ha sido y es formar, preservar y difundir el Archivo Nacional de Imágenes en Movimiento de Bolivia. Esta labor se justifica por la importancia cobrada por la producción de imágenes en movimiento desde principios del siglo pasado (S. XX), como documentos esenciales para la memoria histórica colectiva y para la construcción de nuestras identidades. A ese hecho debe sumarse el peso cada vez mayor de dichas imágenes en la configuración de los imaginarios sociales.

La Cinemateca Boliviana es una Fundación cultural sin fines de lucro, pero con una vocación pública inequívoca, que garantizará su independencia para poder llevar adelante un trabajo efectivo sin condicionantes políticas, por modesto que este esfuerzo pudiera parecer en sus inicios. Esa lógica de independencia garantizó, durante cuarenta años, más allá de los avatares políticos del país así como de sus sobresaltos económicos, un fructífero trabajo y un conjunto muy significativo de éxitos y logros para el patrimonio cultural de Bolivia.

 

MISIÓN

“La Cinemateca es una institución cultural, creada para recuperar, conservar y preservar el patrimonio boliviano de imágenes en movimiento, promoviendo acciones de rescate, investigación, difusión, educación y formación de públicos”.

 

VISIÓN

“Ser un centro consolidado a nivel nacional de expresión de la cultura audiovisual, que permita formar y educar a niños, jóvenes e investigadores en el lenguaje de la imagen”.

 

VALORES

  • Preservación: de los archivos fílmicos nacionales y extranjeros.
  • Conservación: de los archivos fílmicos, para que se mantengan en el tiempo y preserven la memoria de las imágenes en movimiento.
  • Cultura propia: preservar nuestra identidad cultural a partir del lenguaje de imágenes en movimiento.
  • Acceso a la cultura: como un derecho, que tenemos todos sin diferencias ni exclusiones.
  • Trabajo en equipo: todos los funcionarios trabajan en coordinación y armonía compartiendo la información.
  • Vocación de servicio: dar el mejor trato porque nos debemos al público.
  • Sentido de pertenencia: Identificar nuestros objetivos con los objetivos de la institución.
  • Responsabilidad: satisfacer las necesidades del público en general cumpliendo con el mandato de la institución.
  • Respeto: a toda persona que trabaja en la institución, al publico en general sin importar su raza, clase o religión.

 

OBJETIVOS

Los objetivos centrales del trabajo de la Fundación estuvieron claros desde su primer día de existencia:

1.- Archivo, recuperación, catalogación, preservación y restauración de todo el material de imágenes en movimiento producido en el país. Aquí cabe una mención especial, sólo a título de ejemplo, al trabajo de recuperación, restauración y puesta en valor de “Wara Wara” (1930) uno de los clásicos del cine boliviano, reestrenado después de más de medio siglo de estar perdido, el cortometraje “El Bolillo Fatal” (1926) y el largometraje “Hacia la Gloria” (1932), en pleno proceso de restauración.

2.-. Archivo de todo el material asociado a las imágenes en movimiento y que son parte del fenómeno audiovisual y su influencia sobre el imaginario social contemporáneo: Afiches, fotografías, “press books”, memorias, avances (trailers), spots publicitarios, guiones, reseñas, material hemerográfico y bibliográfico de toda naturaleza, etc.

3.- Investigación, estudios, trabajos de historia sobre el cine y video bolivianos y publicaciones de diverso tipo sobre nuestra cinematografía.

4.- Difusión del cine y video bolivianos de manera preferente, con el valor agregado de su puesta en valor de cara al público.

5.- Difusión del cine y vídeo universales, con especial énfasis en producciones de alto valor artístico e histórico y de cinematografías que no llegan al país a través de los circuitos de cine comercial.

6.- Formación cinematográfica, tanto teórica como práctica, a partir de foros, cursos, seminarios, intercambio con otras cinematecas, presencia de especialistas nacionales y extranjeros y convenios con centros académicos universitarios y escolares de Bolivia y el exterior.

7.- Alfabetización audiovisual, incorporando en la formación de niños(as) y adolescentes, las herramientas imprescindibles para permitirles el acceso a una visión crítica de los mensajes audiovisuales, cada vez más influyentes sobre la formación de las nuevas generaciones, impidiendo de ese modo que su relación con los medios masivos se reduzca al de consumidores pasivos, acríticos y eventualmente alienados.

8.- Apoyo a realizadores jóvenes con equipo básico para trabajos iniciales u operas primas, tanto documentales como de ficción.

9.- Participación relevante en coordinación con entidades estatales (Conacine, ministerio de Culturas), privadas y gremiales (asociaciones de cineastas, por ejemplo) en todos los temas referidos a la promoción, evaluación, debate y diseño de políticas de fomento y apoyo a la producción nacional.